domingo, 24 de abril de 2016

¿Quién hizo mi ropa?

El 24 de abril de 2013 1.134 personas murieron y casi 2.500 resultaron heridas en el derrumbamiento del edificio Rana Plaza, en Dacca, Bangladesh. En este edificio tenían sus instalaciones cinco fábricas trabajaban para diferentes marcas europeas y norteamericanas.
No fue la primera tragedia que ocurría en el país (en noviembre de 2012 fallecieron un centenar de personas en un incendio en una fábrica) pero su gravedad sirvió para evidenciar la realidad de la moda que consumimos, pero no para alcanzar unas condiciones laborales dignas para los trabajadores en este y otros países que producen para Occidente, sin contar con la dificultad de los trabajadores para cobrar las ayudas que prometieron (en algunos casos con demasiadas reticencias) las empresas que tenían contratadas a estas cinco fábricas.

Desde entonces, ha aumentado la sensibilización sobre los criterios de elaboración textil en relación con los derechos humanos y ha conseguido dar un impulso a las campañas como las de Ropa Limpia o entidades que promueven el Comercio Justo (Veraluna de Oxfam Intermón). También son cada vez son más las iniciativas textiles empresariales basadas que apuestan por la producción local, la preocupación ecológica, el trabajo digno e incluso la inserción social, aunque en ocasiones los principios de sostenibilidad no están claros por lo que no son sostenibles todas las empresas que afirman serlo. Además, algunos medios de comunicación, sobre todo digitales se hacen eco de estas novedades y han surgido incluso algunas publicaciones específicas. Es evidente, por tanto, la sensibilización hacia un consumo más responsable.

Fashion Revolution es una de las campañas que surgió como consecuencia de este episodio y ya se han sumado unos 80 países, entre ellos España. Una de las acciones que organizan es la celebración del Fashion Revolution Day cada 24 de abril, con el objetivo de cambiar la industria que esclaviza, por otros métodos de producción más éticos, responsables y sostenibles. En esta acción, han propuesto que durante toda la semana nos preguntemos ¿Quién hizo mi ropa? y a participar a través de las redes sociales. A continuación, dejamos un vídeo sobre esta campaña.
The Child Labour Experiment

No hay comentarios:

Publicar un comentario